Comparación entre ReFS y NTFS

ReFS (Sistema de archivos resistente) es un sistema de archivos desarrollado por Microsoft, introducido por primera vez junto con Windows Server 2012.

Al contrario de lo que uno podría pensar, no es un sustituto de NTFS, el sistema de archivos lanzado en 1993 con Windows NT 3.1 y revisado muchas veces a lo largo de los años. Incluso hoy en día, NTFS sigue siendo la única opción disponible para instalar un sistema Windows, mientras que ReFS queda relegado a algunos usos específicos para las copias de seguridad y el almacenamiento.

Veamos las características de los dos sistemas de archivos para comprender las diferencias y saber cómo sacarles el máximo partido.

La resistencia lo es todo
ReFS nació con el propósito de permitir el almacenamiento de grandes cantidades de datos.

Los objetivos de Microsoft eran:

  • Mantener un nivel elevado de compatibilidad con NTFS
  • Lograr que pueda autocorregir los datos
  • Optimizar por grandes escalas
  • Garantizar que siempre esté online, incluso en caso de corrupción parcial
  • Proporcionar una arquitectura resistente completa de un extremo a otro en sinergia con Espacios de almacenamiento

Las principales características de ReFS son las siguientes:

  • Integridad de los metadatos con suma de comprobación
  • Secuencias de integridad para garantizar la integridad de los datos del usuario
  • Modelo de asignación de escritura transaccional (copiar al escribir) para actualizaciones de disco seguras
  • Soporte de volúmenes, archivos y carpetas de gran tamaño
  • Agrupación de almacenamiento y virtualización para facilitar la creación y la gestión del sistema de archivos
  • Fragmentación de datos para aumentar el rendimiento (se puede administrar el ancho de banda) y la resistencia para la tolerancia de errores
  • Limpieza del disco para protegerlo contra errores latentes del disco
  • Resistencia a la corrupción para garantizar la máxima disponibilidad de los datos en todas las condiciones
  • Grupos de almacenamiento compartidos entre máquinas para una mayor tolerancia de errores y equilibrio de la carga

Está claro que ReFS es la solución ideal para el intercambio de datos, el almacenamiento y las copias de seguridad, además de para conservar los discos de las máquinas virtuales Hyper-V.

NTFS sigue siendo el único sistema de archivos para Windows
Si bien las nuevas funciones que ofrece ReFS parecen interesantes (y lo son), cabe señalar que carecen de muchas características presentes en su predecesor. Una de las “ausencias” más ilustres es el soporte de vínculos físicos, lo que significa que ReFS no se puede utilizar para formatear un volumen de sistema donde se vaya a instalar Windows. NTFS sigue siendo la única solución para este caso.

A continuación se muestra una comparación de las características de los dos archivos de sistema:

NTFS ReFS
Soporta nombres de archivos distinguiendo entre mayúsculas y minúsculas Soporta nombres de archivos distinguiendo entre mayúsculas y minúsculas
Mantiene nombres de archivo en mayúsculas/minúsculas Mantiene nombres de archivo en mayúsculas/minúsculas
Soporta Unicode en los nombres de archivo Soporta Unicode en los nombres de archivo
Mantiene y aplica ACL Mantiene y aplica ACL
Soporta archivos dispersos Soporta archivos dispersos
Soporta puntos de reanálisis Soporta puntos de reanálisis
Soporta la apertura de id. de archivo Soporta la apertura de id. de archivo
Soporta diarios USN Soporta diarios USN
Soporta vínculos físicos
Soporta la compresión a nivel de archivo
Soporta cuotas de disco
Soporta identificadores de objetos
Soporta sistemas de archivos encriptados
Soporta secuencias con nombre
Soporta transacciones
Soporta atributos extendidos
Share: Facebook Twitter Linkedin

Comments