Qué es Docker y cómo funciona esta valiosa herramienta

Docker es una plataforma que ha revolucionado la forma en que creamos, probamos e implementamos nuestras aplicaciones. ¿Por qué? Porque gracias a Docker, el software de código abierto para la contenerización en un entorno Linux, podemos implementar y recalibrar recursos para nuestras aplicaciones en cualquier entorno.

En este artículo que hemos redactado vamos a ver juntos las principales características de Docker: cuándo usarlo, cómo funciona Docker y cuál es la diferencia entre Docker y una máquina virtual.
¡Síguenos!

Veamos Docker en detalle

Su lenguaje de programación es muy sencillo e intuitivo, una característica que nos permite mantener nuestros recursos siempre bajo control.
La principal característica de Docker es que permite implementar el código más rápidamente, hacer que las aplicaciones funcionen sin problemas y optimizar la transferencia de código. Todo esto, como comprenderás, nos ahorra una gran cantidad de tiempo, energía y dinero.
Pero la cosa no acaba ahí. De hecho, gracias a Docker:

  • el software se distribuye con una frecuencia siete veces mayor que la frecuencia de quienes no lo utilizan;
  • el uso de los contenedores facilita la distribución y la identificación de los problemas y el “rollback” para la recuperación;
  • también se facilita el traslado de aplicaciones de equipos de desarrollo locales a implementaciones de producción en AWS.

¿Cómo funciona Docker?

En este apartado vemos con un poco más de detalle, pero sin perdernos demasiado en tecnicismos, cómo funciona Docker.

Como hemos visto en los párrafos anteriores, Docker es la plataforma de software de código abierto que proporciona una forma estándar de crear, ejecutar e implementar aplicaciones utilizando contenedores.
El contenedor es un entorno aislado en el que la aplicación se ejecuta en su propio sistema operativo, compartiendo recursos de hardware asignados dinámicamente (CPU y RAM) con el servidor.
Esta funcionalidad se ve favorecida y simplificada por servicios como Docker Compose o Kubernetes, que facilitan la ejecución y gestión de los contenedores.

La otra característica, que solo podemos describir como más que positiva, es que los contenedores Docker simplifican la ejecución del código del lado del servidor, mejorando los niveles de uso.

¿Cuál es la diferencia entre Docker y una máquina virtual?

Las máquinas virtuales y los contenedores difieren en varios aspectos, pero la principal diferencia es que los contenedores proporcionan una forma de virtualizar un sistema operativo para que varias cargas de trabajo puedan ejecutarse en una única instancia del sistema operativo.
Con las máquinas virtuales, el hardware se virtualiza para ejecutar varias instancias del sistema operativo. La velocidad, agilidad y portabilidad de los contenedores los convierten en una herramienta más para simplificar el desarrollo de software.

Share: Facebook Twitter Linkedin

Comments