Copia de seguridad completa, incremental y diferencial: las diferencias

Una de las preguntas más frecuentes relacionadas con la programación y las prácticas de las copias de seguridad tiene que ver con las diferencias entre copia de seguridad completa, incremental y diferencial.

Con todas estas modalidades se pueden proteger los datos, pero cada una ofrece ciertas ventajas y desventajas que hay que considerar para estructurar una estrategia de copia de seguridad adecuada.

Partiendo precisamente de los requisitos, un esquema sólido de copia de seguridad debe:

  • copiar todos los datos en diferentes destinos de copia de seguridad;
  • permitir restaurar versiones anteriores de los archivos copiados (políticas de retención de datos);
  • ofrecer un equilibrio entre seguridad y espacio de almacenamiento ocupado.

Dicho esto, vamos a ver cómo funcionan las 3 principales modalidades de copia de seguridad:

  • Copia de seguridad completa: es una copia completa de los datos, sin exclusiones. Tan simple como parece.
  • Copia de seguridad incremental: es una copia de los datos creados y modificados desde la última vez que se realizó una copia de seguridad, ya sea incremental o completa. La copia de seguridad ocupará menos espacio, pero deberá tener la última copia de seguridad completa y todas las copias de seguridad incrementales realizadas desde la última copia de seguridad completa para restaurar los datos al estado actual.
  • Copia de seguridad diferencial: es una copia de los datos creados y modificados desde la última vez que se realizó la copia de seguridad completa. La copia de seguridad ocupará más espacio que una incremental, pero permitirá restaurar los datos al estado actual con la última copia de seguridad completa y la última copia de seguridad diferencial.

¿Qué modalidad de copia de seguridad es mejor utilizar?

Esta suele ser la segunda pregunta más habitual, y la respuesta es sencilla y compleja al mismo tiempo: depende de tus necesidades.

Las copias de seguridad completas son sólidas, pero ocupan demasiado espacio. Por lo general, es preferible utilizarlas con archivos y carpetas que no suelan actualizarse, para poder aplicar políticas de retención más relajadas y ahorrar espacio.

Las copias de seguridad diferenciales son una buena solución intermedia en muchas situaciones, pero es mejor no pasarse con la retención de datos.

Las copias de seguridad incrementales son las más eficientes, son ideales para situaciones en las que se precisa una gran retención de datos. Un esquema habitual es realizar una copia de seguridad completa a la semana y una copia de seguridad incremental diaria.

Share: Facebook Twitter Linkedin

Comments